Revista de cocina, vinos, dietas y alimentación
Dietas y salud
Zona de vinos
Número 37 - Junio de 2015
Tipos de dietas para adelgazar

La dieta hipocalórica o dieta baja en calorías

La dieta hipocalórica es una dieta en la que se comen todo tipo de alimentos combinados en menús preestablecidos para asegurar que se consumen las calorías necesarias para sustentarse y perder peso.

 

En qué consiste la dieta hipocalórica o baja en calorías

La dieta hipocalórica es una dieta equilibrada que se caracteriza por una alimentación variada en la que se cocina sin grasas (vapor, hervido, asado) y en la que se reduce la sal para evitar retención de líquidos. En este sentido, la dieta hipocalórica se basa en un menú diario preestablecido en que la comida va pesada y se indican las formas de cocinar el alimento de modo que se asegura la ingestión de una cantidad determinada de calorías. Así existen dietas de 1.200 calorías, de 1.500, de 1.750, etc.

En ningún caso, la dieta debe ser inferior a 800 calorías, y lo ideal es acudir a un nutricionista para que la ajuste a cada persona, en función de su edad, peso y la actividad que realiza habitualmente.

 

¿Cuánto debe durar la dieta hipocalórica o baja en calorías?

Lo mejor para regular la duración de una dieta hipocalórica es acudir a un nutricionista que ajustará así la dieta y la temporalidad de la misma en función de cada caso concreto. Bien regulada, la dieta hipocalórica implica una alimentación saludable, en la que habrá que aumentar las calorías de forma controlada cuando se haya alcanzado el peso ideal y el objetivo ya no sea adelgazar tanto como mantener el peso, para lo cual se deben ajustar calorías ingeridas con el gasto de las mismas.

 

Ventajas de la dieta hipocalórica o baja en calorías

La dieta hipocalórica favorece la pérdida de peso y su posterior mantenimiento, sin efecto rebote. Resulta especialmente conveniente para personas que padecen obesidad, hipertensión arterial, riesgos de enfermedad cardiovascular, apnea del sueño, diabetes y problemas vertebrales, entre otros, puesto que la alimentación variada y el control de las cantidades permite equilibrar con exactitud los alimentos ingeridos, regulando las sintomatologías de dichas enfermedades.  

 

Desventajas de la dieta hipocalórica o baja en calorías

En la dieta hipocalórica todos los alimentos deben pesarse, con lo cual requiere mucha disciplina y fuerza de voluntad. El hecho de que se basen en menús semanales pautados puede producir aburrimiento, ya que siempre se come lo mismo. A la vez, si son muy restrictivas y se prolongan en el tiempo no son saludables, por lo que lo ideal resulta visitar al nutricionista para que ajuste la dieta y su duración al individuo.