Revista de recetas de cocina, vinos, dietas y alimentación
Recetas y cocina
Menús y gastronomía
Dietas y salud
Zona de vinos

Chefs y restaurantes

Ricard Camarena, aparente sencillez culinaria

Fuerza y sabor en platos de apariencia sencilla pero gran complejidad técnica. Así es la cocina de Ricard Camarena, chef valenciano que acumula tres estrellas Michelin a través de diversos restaurantes, partiendo del Arrop, su primera casa madre, al Ricard Camarena Restaurant

 

Ricard Camarena, el chef

Nacido en 1974 en Barx, pueblo del interior de la provincia de Valencia, la primera pasión de Ricard Camarena fue la música. Influenciado por la cocina de su infancia, de tradición levantina más allá de los arroces, siempre le había gustado andar entre fogones, pero en casa. Hasta que a los 26 años decidió dar un giro a su vida: dejó la trompeta de lado y se puso a estudiar cocina, influenciado por su mujer, Mª Carmen Bañuls.

Pero antes, para descubrir si realmente le gustaba cocinar a nivel profesional, hizo sus primeras prácticas en el restaurante Ca Sento. Tras lo vivido, pidió un préstamo y se apuntó en la Escuela de Hostelería y Turismo de Valencia, donde se enamoró de la profesión.

En 2001, al acabar los estudios, Ricard Camarena arrendó el restaurante de la piscina de Barx para centrarse, en principio, en tapas, raciones y guisos populares. Con una gran terraza, en verano atendía a unos 150 comensales, pero en invierno el restaurante se reducía a 25, por lo que empezó a trabajar en una propuesta más creativa que le permitiera cobrar algo más para poder subsistir. El restaurante empezó a atraer a gente de más allá de su pequeño pueblo natal, y la cocina de Camarena, en evolución, necesitaba un local mejor equipado.

Por ello, en 2004 se trasladó a Gandía e inauguró el restaurante Arrop el 1 de octubre. Dos años después, y tras el paulatino reconocimiento de su calidad gastronómica, Arrop  es galardonado como mejor restaurante revelación en el congreso gastronómico Madrid Fusión. 

La trayectora ascendente continua y Ricard Camarena es nombrado mejor jefe de cocina de la Academia Valenciana de Gastronomía en 2007. Ese mismo año Arrop consigue la estrella Michelin, y Camarena abre “FUDD” en Valencia, basado en la cocina del Arrop.  

Dos años después, en 2009, las necesidades de crecimiento llevan a Camarena a trasladar el restaurante Arrop a Valencia, a un antiguo palacete del siglo XVI donde se ubica el Hotel Marqués de Caro. Bajo el nombre Arrop Ricard Camarena, el restaurante consigue de nuevo la estrella Michelin en 2010, y en 2011 ya cuenta con tres soles de la guía Repsol.

Pero la sensación de pérdida del control en lo que sucede en el restaurante llevan a Ricard Camarena a dar un nuevo giro. En febrero de 2012 cierra Arrop, y en julio abre las puertas el Ricard Camarena Restaurant, en el barrio valenciano de Ruzafa. Tres meses después, vuelve a ser reconocido con la estrella Michelin.

Pero 2012 es un año clave para la expansión del universo gastronómico de Ricard Camarena. En octubre de 2012 abre Central Bar, en el Mercado Central de Valencia, basado en producto de Km0, y Canalla Bistró, también en el barrio de Ruzafa, su propuesta más ecléctica. Un año después, en 2013, llega Ricard Camarena Colón, para eventos privados, y en 2014, inaugura su espacio de I+D gastronómico, Ricard Camarena Lab.

 

 

Ricard Camarena Restaurant

Una larga mesa que nace casi desde los fogones conectan la sala y la cocina del Ricard Camarena Restaurant. Con una cocina personal, basada en el producto de temporada, Ricard Camarena ofrece tres menús: el Menú  Ricard Camarena (105€), el menú degustación (90€) y el menú corto (75). Todos ellos, con el maridaje aparte. Los tres menús se componen de un preludio de 12 degustaciones más entre seis y diez platos a elegir según el menú por el que se haya optado.

Así, en los preludios encontramos desde espárrago con mantequilla de café o fresas con nata, tomate y picante hasta remolacha asada, anguila y eneldo, o nabo, rábano y hueva de arenque. Entre los platos se puede disfrutar de creaciones que en el 2016 pasan por la ensaladilla de corvina, el jugo de tomate ahumado, quisquilla y pimienta o la bullabesa de gamba roja y gnocchis de tapioca, además de propuestas de años anteriores como la ostra valenciana con aguacate y “horchata de galanga, o el taco de berenjena asada con atún del Mediterráneo. Todo ello a elegir entre más de una decena de platos.

 

Enlaza con la web del restaurante