Revista de recetas de cocina, vinos, dietas y alimentación
Recetas y cocina
Menús y gastronomía
Dietas y salud
Zona de vinos

Trucos y consejos de cocina

Para hervir, ¿agua fría o caliente?

Pues dependerá de lo que queramos hacer con los géneros que se van a hervir: caldos, sopas o bien carnes, pescados o verduras hervidas.

 

¿Cuál es la diferencia al hervir partiendo de agua fría o caliente?

Al hervir, los alimentos liberan vitaminas y minerales, así como sabor, que queda en el medio líquido. Si lo que queremos es aprovechar ese medio líquido y hacer de él un caldo, lo ideal es hervir empezando con el agua en frío, lo que dará mayor tiempo a la cocción y facilitará la liberación de nutrientes de carnes, pescados o verduras que introduzcamos en el agua.

En cambio, introducir los ingredientes con el agua ya hirviendo genera un choque térmico que propicia que se cierren los poros, y reduce la pérdida de nutrientes. Por lo tanto, hervir en caliente es ideal para servir carnes como el pollo o la ternera, pescados o verduras y hortalizas cocinados de una forma sana.

Aun así, hay alimentos como el arroz en que la receta marcará si hervimos en frío o en caliente.