Revista de recetas de cocina, vinos, dietas y alimentación
Recetas y cocina
Menús y gastronomía
Dietas y salud
Zona de vinos

Alimentos e ingredientes

Usos culinarios de once hierbas aromáticas esenciales

Con propiedades digestivas en muchos casos, las hierbas aromáticas son apreciadas como condimento: pueden enriquecer salsas, ensaladas, guisos..., aromatizar aceites y mantequillas, etc. Pero ¿Cómo usarlas? ¿Secas o frescas? ¿En crudo o al fuego? Repasemos los usos culinarios de once hierbas aromáticas esenciales

 

Usos culinarios de la Albahaca

La albahaca, orginaria de zonas tropicales asiáticas, lleva milenios cultivándose en el mediterráneo y es muy apreciada en la gastronomía italiana. Con propiedades digestivas y antisépticas, se consumen las hojas, ya sean secas o fresca. En este último caso, es conveniente no cocinarla demasiado pues pierde su intenso sabor. En Italia, de hecho, a menudo se emplea fresca, bien picada, para añadirla en crudo a la pasta recién hervida (ver recetas de pasta aquí). A su vez, es el ingrediente  esencial de la salsa pesto (ver receta aquí).  Pero también combina bien con guisos de carne, en sopas o para aderezar ensaladas o salsas como la de tomate.  

 

Usos culinarios del Cebollino

Muy empleado en la cocina francesa, el cebollino tiene un sabor suave y fino que recuerda a la cebolla (aunque las hojas jóvenes tienen un sabor más picante y fuerte que las viejas).

Las hojas se consumen frescas, para aderezar salsas como la mayonesa, aromatizar mantequillas (ver aquí) o aromatizar aceites (ver aquí), para realzar sabores en ensaladas verdes, con queso blanco, e incluso sándwiches con dichos ingredientes, para marinar pescados… También se puede emplear en tortillas y recetas a base de huevo, guisos, sopas y potajes, etc. Pero en estos casos, se añade el cebollino picado prácticamente al final de la cocción, para que no pierda sus propiedades, entre ellas, digestivas, diuréticas, antisépticas, etc.

La flor de cebollino también se consume, en crudo, para ensaladas, decoración de platos o aromatizar mantequillas junto al tallo.

 

Usos culinarios del Cilantro

Todas las partes del cilantro resultan comestibles, aunque lo más habitual es emplear para la cocina las semillas secas (que tienen un aroma cítrico y se emplean en sazonadores como el curry), o bien las hojas frescas. Estas últimas no se cocinan, y son muy empleadas en la cocina de América Latina. En México, especialmente para salsas, moles, sopas y tacos. En las Islas Canarias se usa en la elaboración de mojos para carnes y pescados.

Las hojas de cilantro fresco se pueden añadir a ensaladas, combinan muy bien con el aguacate, en ceviches,  se puede aplicar en la elaboración de salsa verde, etc.

 

Usos culinarios del Estragón

Con propiedades digestivas y diuréticas, las hojas de estragón se consumen frescas o secas y aportan sabor a alimentos de sabor poco definido. A su vez, combina bien con recetas a base de huevos, pollo y crustáceos, además de ensaladas.

Además, el estragón es ideal en la elaboración de vinagretas (ver recetas aquí) y es uno de los ingredientes clave de la salsa bearnesa.

 

 

Usos culinarios del Hinojo

Del hinojo fresco se pueden consumir hojas y tallos como hierba aromática y los bulbos como hortalizas. Con un característico toque anisado, el hinojo acompaña muy bien al pescado (es uno de los ingredientes de la lubina a la provenzal, por ejemplo, o de la sopa bullabesa -ver receta aquí), y su bulbo se puede incorporar en la elaboración de fumets o caldos de pescado (ver receta aquí). El mismo bulbo, en la cocina marroquí, se emplea fresco en ensaladas o asado como guarnición de cordero o ternera asados. En la gastronomía tradicional española se emplea en salsas, encurtidos y aliños, por ejemplo, para las aceitunas.

 

 

 

Usos culinarios del Laurel

Originario de la cuenca  mediterránea, el laurel es una planta aromática de la cual se consumen las hojas, normalmente enteras, sin picar, y se retiran antes de servir la comida. Las hojas de laurel se emplean secas (con más intensidad de sabor) o frescas, en recetas de larga cocción, sean sopas y potajes, guisos de carnes, legumbres, patatas, etc. Y se suele emplear en escabeches (de patatas, jureles, codornices, etc). Combina bien con romero y tomillo.

 

 

Usos culinarios de la Menta

La menta, de la que se consumen las hojas, se emplea tanto fresca como seca, ya que no pierde su aroma. Acompaña muy bien al cordero asado, sobre todo a través de las salsa de menta (un clásico en la cocina inglesa – ver receta aquí), y también puede ir en ensaladas, por si sola bien picada, o a través del aderezo en vinagreta o en una salsa de yogur con pepinos (típica de la cocina iraní). A su vez, combina con legumbres (habas a la menta, ensalada de lentejas, salmón, tomate y menta), y se puede incorporar para dar un toque a potajes y sopas.

 

 

Usos culinarios del Orégano

Del orégano se consumen las hojas. De sabor intenso, se usa en cocina tanto frescas como secas, aunque en este último caso tienen más sabor y aroma. Ampliamente empleado en la gastronomía mediterránea, combina especialmente con el tomate, ya sea fresco con un poco de aceite de oliva, como en salsas a partir de tomate. En España se usa mucho para el adobo (junto a pimentón, ajo y aceite –ver técnica de adobo aquí), y es especialmente apreciado en la cocina italiana, donde se usa para pizzas, boloñesas, lasañas y platos de pasta.  

 

 

Usos culinarios del Perejil

Del perejil se consumen esencialmente las hojas, secas o frescas, aunque en este último caso también se puede usar en ramilletes (por ejemplo, para caldos de pescado o caldos de verduras). Rico en vitaminas A y C, y minerales como calcio, hierro y manganeso, el perejil fresco es un ingrediente básico en la salsa verde (ver receta aquí) y se puede incluir en picadas (con pan tostado, almendras, ajo y aceite entre su ingredientes, bien machado todo), para espesar salsas o guisos.
Dado su fino sabor, con las hojas frescas y bien picadas, se puede emplear para aromatizar mantequillas, mayonesas, vinagretas, etc. También se usa para elaborar empanados (mezclándolo con el pan rallado) y para espolvorear en platos de verduras, carne, pescado o marisco. Se puede también picar con ajo y aceite de oliva, todo en crudo, y bien picado, para rociarlo.

 

 

Usos culinarios del Romero

Se consumen las hojas en seco, o ramilletes en fresco (que luego se retiran). Originario de la cuenca mediterránea, se emplea mucho en la gastronomía mediterránea en verduras, carne, pescado, los tres asados, o en guisos, donde combina bien con tomillo y laurel. También se usa para aromatizar las brasas de una barbacoa y aromatizar aceites. En España e Italia también se usa en charcutería y para aromatizar quesos.

 

 

Usos culinarios del Tomillo

Al igual que el romero, también combina con este y el laurel, y es típico de la gastronomía mediterránea. Con propiedades antibióticas, se puede consumir fresco o seco, puede aromatizar las brasas de una barbacoa, aromatizar aceites, focaccias típicas italianas, etc. Y se emplea en verduras (combina muy bien con el tomate), pescado y carne, los tres asados (especialmente combina con conejo y caza) y en guisos. También se puede emplear para escabeches, adobos, marinadas y aliños (en España se emplea para aliñar aceitunas), etc.