Revista de recetas de cocina, vinos, dietas y alimentación
Recetas y cocina
Menús y gastronomía
Dietas y salud
Zona de vinos

Alimentos e ingredientes

Las frutas, un refrescante aporte de vitaminas y minerales

Los expertos recomiendan comer fruta tres veces al día porque su alto contenido en agua ayuda a eliminar toxinas, porque su aporte de fibra regula el sistema digestivo, porque es una de las pocas fuentes de Vitamina C y porque sus propiedades antioxidantes ayudan a prevenir enfermedades cardiovasculares, cáncer y enfermedades del sistema nervioso.

 

Valor nutritivo de las frutas

La mayor parte de las frutas se componen principalmente de agua (entre un 80 y un 90% de la pieza es agua, aunque hay casos como el de la sandía que puede llegar al 93%).

El característico sabor dulce de las frutas procede de sus carbohidratos simples (fructosa, sacarosa, glucosa…), que representan entre el 5 y el 18% de la parte comestible, y determinan el valor calórico de este alimento, muy variable según la fruta (ver lista de calorías de algunas frutas). Las frutas son en general bajas en grasas, aunque cabría contemplar como excepción frutas como el aguacate (14% de grasa insaturada, y en consecuencia saludable) o el coco (que puede superar el 30% de grasa, sobre todo saturada).

Pero el valor nutricional de las frutas sobre todo radica en:

-la fibra. Puede oscilar del 0’7% al casi 5%, según la fruta, y mayoritariamente se concentra en la piel (en el caso de la manzana, por ejemplo, pelada implica un 11% menos de la fibra que puede aportar con piel).

-los minerales. Como magnesio y, sobre todo el potasio, muy presente en frutas  como albaricoque, aguacate, plátano, kiwi, nísperos, melón,  cerezas, piña, ciruelas, piña, chirimoyas, uva negra, etc.,

-las vitaminas. Que nos llevan a distinguir entre frutas:

-ricas en vitamina C: cítricos, kiwi, piña y otras frutas tropicales, melón, fresas, etc
-ricas en vitamina A, sobre todo carotenos: albaricoques, melón, ciruelas, cerezas, etc.

 

Clasificación de las frutas según su formación en la planta

Las frutas se forman a partir del desarrollo del ovario de la planta, que se halla en la flor. A partir de aquí, en líneas generales, distinguimos entre:

-Infrutescencias. Formadas a partir de varias flores, son frutas como el higo, la mora, la piña…

-Formadas a partir de una sola flor. Aquí se pueden distinguir entre:

-Frutas complejas: melón , sandía, manzana, membrillo, pera, etc. El fruto se ha formado a partir de que el ovario interactúa con elementos que no son parte del propio ovario.
-Frutas simples. Se forman a partir únicamente del ovario y encontramos dos tipos: fruta simples carnosas (aguacate, plátano, uva, kiwi, albaricoque, cereza, ciruela, melocotón y cítricos como naranja o mandarina),  y frutos simples secos

 

Clasificación según la semilla

La fruta contiene la semilla de la planta, y en función de ello distinguimos:

-frutas de hueso, en general ricas en vitamina A, como albaricoque, melocotón, cereza, ciruela, etc.
-frutas de pepita: con varias semillas en forma de pepita, como la manzana o la pera.
-frutas de grano: con muchas semillas pequeñas como el higo o la fresa.

 

Recetas de postres con frutas
A partir de la sencillez de un mosaico de frutas o una fondue de frutas y chocolate, a un mundo en evolución con milhojas de manzana, peras al vino, tarta tatín o hojaldre de frutas, entre otros.