Patatas hervidas o al vapor a tu gusto

Las recetas de patatas hervidas se basan en introducir la patata en líquido en estado de ebullición (normalmente agua, pero también pueden ser caldos o bases líquidas de guisos), mientras que las recetas de patatas al vapor parten de situar la patata en un recipiente agujereado (vaporera) sobre otro recipiente donde el líquido está hirviendo, de forma que la patata se cuece gracias a la acción del vapor que este desprende. En este último caso, el líquido también acostumbra a ser agua, que se puede aromatizar con vino, hierbas aromáticas o especias.

 

Trucos de cocina para hervir las patatas sin que se rompan

Para hervir la patata, partiremos de agua fría con sal, siempre teniendo en cuenta que la podemos aromatizar con hierbas como laurel, tomillo, romero, etc. Pero, ¿qué diferencia hay entre hervir la patata con piel o sin ella?

Al hervirla con piel, se evita la pérdida de almidón y se reduce el riesgo de que se rompan. Si las queremos pelar, será aún en caliente, después de la cocción, aunque cabe recordar que la piel es donde la patata contiene la mayor parte d el fibra, por lo que resulta sano consumirlas con la piel. En todo caso, para trocearlas una vez hervidas, es mejor hacerlo cuando estén frías para evitar el riesgo de que se rompan.

Cuando las troceamos, la patata pierde más almidón, lo cual es recomendable cuando las cocemos en guisos, ya que contribuyen a espesar caldo o salsa. Pero en todo caso, el tiempo es esencial para evitar que las patatas hervidas se rompan. El tiempo de cocción depende sobre todo del tamaño de los trozos, por lo que es recomendable ir pinchándolas para comprobar que ya están cocidas. Si las partimos introduciendo el filo del cuchillo para hacer palanca y que la patata se rompa, de manera que el troceado es irregular, reducimos la pérdida de almidón y el riesgo a que la patata hervida se rompa.

 

Patatas al vapor: sanas y enteras

Cocinar al vapor implica que la patata no tienen ningún contacto directo con el agua, todo lo contrario que cuando se hierven. Hervir implica que parte de los nutrientes del alimento pasan al agua, pero la cocción al vapor permite mantener todos los nutrientes. Pero además, en rodajas o entras, incluso sin piel, siempre que cocinemos patatas al vapor estas no se romperán.

Para personalizar la receta, se puede aromatizar el agua de la parte baja de la vaporera con vino blanco y/o hierbas aromáticas, que infusionarán con el agua en cuanto esta entre en ebullición, siendo el vapor de dicha infusión el que cocinará la patata. Pero a la vez, una vez cocida la patata al vapor se le puede espolvorear alguna especia como pimentón, sal de jengibre, etc.

Volver a recetas de patatas hervidas

 

Arroces
Aves y caza
Carne
Ensaladas
Huevos
Legumbres
Pan y masas
Pasta
Pescado y marisco
Postres
Salsas
Sopas y cremas
Verduras