Cinco razones para comer pescado: su valor nutitivo y más

El pescado, junto a carne y huevos, entra dentro del grupo alimenticio de proteínas de alto valor biológico, indispensables para la formación de tejidos de nuestro cuerpo. A parte de distinguir entre pescados de mar o río, existen los pescados blancos y los pescados azules. La diferencia entre pescado blanco y pescado azul radica en su contenido graso: el blanco normalmente tiene menos que el azul. Pero sean de mar, río, blancos o azules, consumir pescado siempre es un beneficioso placer. He aquí cinco razones:

 

El pescado es muy nutritivo
A nivel de nutrientes, a parte de la proteína, que como media, representa un 18%, el pescado en general aporta vitaminas del grupo B y pescados grasos como el salmón, también son ricos en vitaminas A y D. El pescado también es rico en minerales como potasio, hierro, calcio, sodio (cabe decir que el pescado de mar es más rico en sodio que el de río). Todo teniendo en cuenta que el contenido graso en general es inferior al de las carnes rojas.

El pescado es fácil de digerir
A diferencia de las carnes, sobre todo rojas, el pescado contiene menos tejido conectivo. Esto lo convierte en una proteína poco fibrosa y con alto contenido en agua, por lo que resulta fácil de digerir. Entre los pescados, el blanco es más fácil de digerir que el azul.

El pescado es ideal para dietas adelgazantes y saludables
El pescado es bajo en grasas. Cien gramos de pescado blanco contienen unas 80 calorías, mientras que cien gramos de pescado azul, en general más graso, contiene entre 120 y 200 calorías, en función del tipo (ver calorías de diferentes pescados aquí).

El pescado previene enfermedades cardiovasculares
El pescado es bajo en colesterol, y respecto a la poca grasa que contiene, esta es rica en ácidos grasos poliinsaturados como el omega 6 y omega 3. El omega 3 es especialmente presente en el pescado azul. Según la Organización de Consumidores y Usuarios, 5 sardinas o 150 gramos de salmón contienen el omega 3 recomendado (lo que equivaldría a 3 litros de leche enriquecida) . Por ello, para prevenir enfermedades cardiovasculares, es recomendable consumir pescado azul dos veces a la semana.

El pescado es versátil en la cocina  y favorece una alimentación variada
Existe gran diversidad de pescados, lo cual favorece una alimentación variada. Pero además, los pescados representan un género muy versátil y altamente aprovechable, ya que espinas y cabezas (además de morralla) sirven para caldos que luego enriquecen recetas variadas; y enteros, en filete, etc., los pescados se pueden asar, guisar, freír, confitar, etc.

Pero antes de ello, hay que adquirirlo. Y ¿qué debemos tener en cuenta al comprar pescado fresco?

 

 

Enlaces a recetas de pescado

 

 

Revista de cocina, recetas, vinos, dietas y alimentación
Recetas y cocina
Menús y gastronomía
Dietas y recetas
Zona de Vinos
Número 37 - Junio de 2015
Alimentos e ingredientes
Valor nutritivo del pescaso
Cómo comprar pescado fresco
Conservar pescado
Pescados más cocinados